Apps peligrosas

Muchas veces terminamos descargando al menos una o dos aplicaciones “malas” que mentían sobre su funcionalidad o estaban plagadas de anuncios.

Estas aplicaciones, aunque no son tan dañinas como el malware, pueden suponer un gran dolor de cabeza.

De lo que se habla aún menos es de la cantidad de aplicaciones diseñadas para bombardearte con anuncios o para capturar tus datos mediante permisos y otros métodos. Otras incluyen copias de aplicaciones populares.

Estas aplicaciones son mucho más frecuentes de lo que creemos y no siempre se eliminan de las respectivas plataformas.

A continuación, se enumeran tipos diferentes de aplicaciones a evitar. Con cada grupo, se proporcionan sugerencias para ayudarte a detectarlas y evitarlas.

Esta lista no puede abarcar todas las aplicaciones malas, por lo que aún deberás ser cauteloso/a.

Imagen relacionada

Aplicaciones que son demasiado buenas para ser verdad

El primer tipo de aplicación que debes evitar a toda costa es el que promete demasiado.

Por ejemplo, hay varias aplicaciones que dicen permitir que los usuarios actualicen su sistema operativo. Más de diez mil usuarios pensaron que esto era posible cuando el sistema operativo no se puede actualizar mediante aplicación alguna.

Es posible que te hayas encontrado con otras aplicaciones que caen en esta categoría de “demasiado bueno para ser verdad”.

Particularmente comunes son las aplicaciones que se relacionan con los juegos. Algunas dirán que te dan dinero gratis en el juego, y otras te ofrecerán trucos para que te adelantes en la partida. Luego están los juegos completamente falsos: antes de que Fortnite saliera a la venta en Android, había docenas de clones de “Battle Royale” que intentaban ganar dinero rápidamente.

Otra categoría común aquí son las aplicaciones médicas. Las personas que afirman diagnosticar enfermedades, evaluar tus signos vitales (con la excepción de las aplicaciones de frecuencia cardíaca), o incluso tratar enfermedades, son generalmente aplicaciones que debes evitar.

El hecho es que si una aplicación es realmente innovadora, la blogósfera tecnológica hablará de ello. Rara vez encontrarás aleatoriamente un verdadero diamante en bruto por tu cuenta.

Aplicaciones que solicitan muchos permisos

Las aplicaciones más irritantes son las que piden permisos para acceder a sensores que no necesitan. Muchas incluso van tan lejos como para solicitar permiso por lotes para acceder a todos los sensores de tu teléfono.

Esto no es tan común como solía ser, pero la técnica aún está en práctica.

Gracias a los datos recopilados por estos sensores, nuestros teléfonos saben bastante sobre nuestra vida cotidiana.

Los piratas informáticos pueden espiarte si tienen acceso a sensores aparentemente inocuos como tu giroscopio o tu sensor de luz ambiental, incluso sin tocar la cámara o el micrófono.

El método más común para lograr esto es con una aplicación que solicita muchos permisos o por lotes.

Si alguna vez has visto una ventana emergente que dice “A la aplicación XXX le gustaría acceder a tu ubicación: permitir o denegar”, ese es el sistema y por donde suelen empezar.

Incluso después de instalar una aplicación, puedes verificar sus permisos en la configuración de tu teléfono para ver cuáles están habilitados de forma predeterminada. Si ves alguno sospechoso, desactívalo. Si la aplicación deja de funcionar después de revocar el acceso a un cierto permiso, siempre puedes volver a habilitar el permiso en el mismo menú de configuración, pero es posible que desees buscar una aplicación alternativa en su lugar.

Por ejemplo, si una aplicación de cámara no se ejecuta si no puede acceder a tu calendario, es posible que desees encontrar una aplicación de cámara diferente.

Resultado de imagen de virus movil

Aplicaciones con puntuaciones o descargas bajas

Una de las mejores formas de detectar aplicaciones malas es un método obvio que a menudo se pasa por alto: revisar las opiniones de los usuarios.

Al igual que con la mayoría de los sistemas de revisión de usuarios en línea, esto no es perfecto o infalible. Sin embargo, con la abundancia de revisiones, es una forma para que los usuarios expresen sus frustraciones y disuadan a los usuarios potenciales de sufrir el mismo destino.

Cuando estés interesado/a en una aplicación, echa un vistazo a su puntuación. Si tiene menos de cuatro estrellas y tiene preguntas persistentes sobre su legitimidad, simplemente evita la aplicación.

Asimismo, puedes y debes revisar las opiniones y críticas sobre las aplicaciones que ya tienes instaladas.

Pero también desconfía de las aplicaciones con calificaciones de 5.0 perfectas. Este puede ser un signo evidente de que algo está mal: ninguna aplicación legítima tendrá una calificación tan alta. El hecho de que muchas personas otorguen una puntuación perfecta a la aplicación es casi seguro el trabajo de revisiones falsas o pagadas.

Otra cosa que debes buscar aquí es la cantidad de descargas. Este número se publicará en dos lugares: en la parte superior de la página, debajo del botón “Instalar”, y en la parte inferior, después de seleccionar “Leer más”. Este último lugar también revelará la fecha de lanzamiento, lo que te ayudará a tener una mejor idea. Por ejemplo, una aplicación legítima lanzada el mes pasado podría tener mil descargas, pero una aplicación lanzada hace un año debería tener más.

Y si el número de descargas es bajo pero la puntuación es alta, debes continuar tu investigación. Observa si el desarrollador ha creado otras aplicaciones. Normalmente habrá una sección etiquetada por el nombre del desarrollador, que enumera todas las aplicaciones que ha creado. Echa un vistazo a cada una y mira las calificaciones y descargas. Si sus otras aplicaciones tienen una puntuación y una calificación similarmente bajas, probablemente deberías evitar usar cualquiera de sus aplicaciones.

Aplicaciones inundadas con anuncios

Si bien la mayoría de los programas maliciosos son difíciles de identificar para el usuario promedio, el adware no lo es. Todos lo hemos visto: una aplicación que se inundó con tantos anuncios que su funcionalidad básica se ve obstaculizada.

Una forma rápida de saber si una aplicación contiene algún anuncio es seleccionar “Leer más”. Si contiene algún anuncio, la etiqueta “Contiene anuncios” aparecerá debajo del rango de edad recomendado para la aplicación.

Por supuesto, solo porque una aplicación contenga anuncios no significa que sea una aplicación mala. Muchos desarrolladores legítimos solo pueden ofrecer versiones gratuitas de sus aplicaciones al hacerlas compatibles con anuncios. El verdadero problema aquí es el tipo de aplicación que recibe demasiado spam con los anuncios, y que son más difíciles de detectar antes de instalarlas.

Si eres víctima de este tipo de aplicación, desinstálala inmediatamente.

Aplicaciones de desarrolladores irreconocibles

Otro buen consejo es leer quién desarrolló la aplicación. Hay una serie de aplicaciones que intentan engañarte para que creas que es una aplicación diferente y más famosa.

Copiarán los iconos, incluso describirán la aplicación de manera similar a la versión real de la aplicación.

Sin embargo, debido a que no pueden replicar el nombre, generalmente puedes averiguar cuál es el real leyendo el nombre de los desarrolladores.

Debajo de “Leer más”, hay una lista de información sobre el desarrollador, con su dirección de correo electrónico y dirección física (si no puedes intentarlo con algún buscador). Envía un correo electrónico al desarrollador para ver si la dirección es válida. Si alguna de las direcciones es sospechosa, existe una buena posibilidad de que el desarrollador esté tratando de engañarte.

Resultado de imagen de Ciberdelincuentes

Ciberdelincuentes conocidos

Si bien sería imposible encontrar todas las aplicaciones que deberías evitar, hay algunos delincuentes conocidos que debes conocer al navegar.

  • UC Browser: vulnerable a una serie de riesgos de seguridad, incluidos virus y adware. Ha tenido múltiples fugas de datos y violaciones de privacidad que aún no se han solucionado.
  • ES File Explorer: lleno de anuncios y ha sido sorprendido llamando a China.
  • Dolphin Browser: graba el historial de tu vídeo incluso cuando usas el modo de incógnito.
  • Cheetah Mobile: este es un desarrollador conocido por hacer aplicaciones inútiles que replican el aspecto de otras aplicaciones legítimas.
  • Resultado de imagen de evitar apps

Categorías generales de aplicaciones que debes evitar

Además de estas aplicaciones específicas, hay varias categorías generales de aplicaciones que debes evitar.

  • Destructores de tareas, impulsores de rendimiento, limpiadores de RAM y ahorradores de baterías: una y otra vez ineficacia comprobada, y los permisos que requieren están listos para la extracción de datos.
  • Teclados de desarrolladores no acreditados: las aplicaciones de teclado, por diseño, pueden registrar todo lo que escribes. Un desarrollador malintencionado podría crear fácilmente una aplicación de teclado para registrar tu historial de escritura y aprender tus secretos (incluidas tus contraseñas).
  • Actualizaciones de Sistemas Operativos: absolutamente falso, no puedes realizar actualizaciones del sistema usando una aplicación.
  • VPN gratuitas: caen en la categoría “demasiado bueno para ser verdad”. Las VPN capturan todas las transmisiones de datos desde tu dispositivo, por lo que tienen el potencial de ser minas de oro para la minería de datos. Utiliza únicamente servicios acreditados, que casi siempre te cobran una tarifa de suscripción (existen algunos gratuitos legítimos, pero primero investiga).
  • Música y películas gratuitas: no solo la piratería es ilegal, sino que las aplicaciones de piratería a menudo están llenas de malware que roba tus datos.
  • Cryptomining: estas aplicaciones ya están prohibidas, pero se debe evitar cualquier aplicación que ofrezca un servicio relacionado con esta práctica.
Por |2018-11-17T09:01:28+00:0017 noviembre, 2018|Android, Consejos, iOS|Sin comentarios

Deje su comentario