Construcción 4.0: ¿Por qué las empresas de reforma no sobrevivirán sin digitalizarse?

La llegada de la pandemia ha hecho que, en tan solo unos meses, la digitalización de muchas empresas haya avanzado más que en los últimos 10 años. Una carrera por adaptarse a los nuevos tiempos donde el sector de la reforma y rehabilitación no debe quedarse fuera. La digitalización de los servicios en este ámbito no sólo condiciona su propia supervivencia como negocio en tiempos de la COVID-19, sino que es el único camino a seguir en un momento donde el cliente busca en Internet diversas opciones para encontrar rápido a la empresa que mejor resuelva su necesidad.

El sector de las reformas; preferencias y procesos de compra

DIGITALIZACIÓN PARA LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA

Internet ha resultado ser una herramienta totalmente disruptiva para muchísimos sectores que, a priori, no estaban muy relacionados con el mundo de la tecnología, como sucede en el caso de la reforma y la rehabilitación. Los usuarios tienen la oportunidad de comparar servicios online y disponer de más información sobre la obra o reparación que desean realizar, además de encontrar gran variedad de empresas donde elegir.

Sin embargo, aún nos encontramos ante un panorama que va más lento en comparación con otras industrias. El letargo en la digitalización de este sector está lejos de responder al mercado, con clientes que se mueven cada vez más en entornos digitales y profesionales que todavía no están presentes en ellos.

Según el último ‘Informe sobre la reforma y la reparación en España’ (septiembre de 2020), de habitissimo, las solicitudes de servicio de reforma y reparación en España se han incrementado en septiembre un 7% con respecto al mismo mes del año anterior, retornando a una tasa de crecimiento más moderada, similar a la tendencia registrada en 2019.

Tal y como destacan desde habitissimo, el 68% de los particulares que buscaban a un profesional de la reforma y/o reparación el año pasado, seguían prefiriendo las recomendaciones de familiares y amigos, pero ya un 22% de los particulares optaba por buscar en Internet antes de preguntar a sus más allegados.

En este sentido, Sarah Harmon, CEO de habitissimo, señala que «mientras que el usuario ha conseguido adaptarse plenamente al entorno digital, dentro del sector de la construcción no llegamos a volcarnos del todo con el cambio y solo la mitad de los profesionales considera útil estar en Internet».

Así, mientras que el 61% de los clientes busca inspiración online antes de comenzar un proyecto y el 36% busca referencias de un profesional antes de contratarle, únicamente el 48% de los profesionales considera «útil» estar en Internet.

Parece claro que las empresas que potencian su imagen digital tienen una mayor oportunidad de ampliar su red de potenciales clientes. Según el último informe anual de habitissimo, ya en 2019 se multiplicaban por seis las empresas que generaron más del 75% de su facturación a través de trabajos conseguidos por Internet.

MOTIVOS PARA EL OPTIMISMO

Una de las señales que invitan al sector de la reforma y rehabilitación a ser optimista es el aumento de la demanda pues, a diferencia de lo ocurrido en la crisis de 2008, en esta ocasión no ha afectado de la misma manera. Se ha producido incluso un aumento de las intervenciones en las viviendas, consecuencia, en cierta medida, de las necesidades provocadas por la nueva normalidad, que hacen que pasemos más tiempo en nuestra vivienda.

Existe, además, un mayor compromiso con la sostenibilidad y la eficiencia energética por parte de la ciudadanía, una circunstancia que el sector debe aprovechar para agilizar una transformación que le convierta en uno de los motores de la reactivación económica y en palanca para alcanzar los objetivos 2030 y 2050. En este sentido, tal y como confirma Sarah Harmon«la rehabilitación será un pilar clave para la recuperación económica y un generador de empleo».

Por eso, ahora más que nunca, la digitalización de la empresa no solo permite estar a la altura de las necesidades del cliente -con un perfil totalmente digital, exigente y con muchas opciones para elegir frente a su pantalla- sino que, además, supone la mejora de la competitividad y de la reputación de las propias marcas.

Los datos son claros: el crecimiento del sector pasa obligatoriamente por su digitalización. Por ello, desde habitissimo animan a todos los profesionales a unirse al proyecto. Ahora es el momento de lograr visibilidad en Internet y aprovechar las ventajas que suponen, en general, las plataformas digitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *